domingo, 6 de abril de 2014

GRUPO POESÍA SÁBADOS 05-04-2014




GRUPO DE POESÍA DE LOS SÁBADOS A LAS 18:00 h
-revista virtual-
COORDINADOR :
MIGUEL OSCAR MENASSA (Candidato al Premio Nobel de Literatura 2010)
NÚMERO 130, 05-04-2014
Semana a semana iremos mostrando en este blog el producto del trabajo realizado en el Grupo de poesía los sábados a las 18:00 h de la Escuela de Poesía Grupo Cero, coordinado por el poeta Miguel Oscar Menassa


HOY LO AMARÉ LENTAMENTE

Hoy quiero dejar constancia por escrito. Tome nota por favor:
En Madrid a tantos de tantos… ya conoce el protocolo previo a todo asesinato.
Hoy lo amaré lentamente.
Eso no lo escriba era solo una reflexión.

Estimados señores o mejor escriba: ¡¡Ilustrísimos gobernantes!!!…
dos puntos y aparte. Ponga aquí un doble espacio
para enterrar el cadáver del silencio.
Sí, he dicho silencio.

Habla el poeta. Ladran los perros. 

¡El tiempo del amor
esa sístole precisa de pétalos rojos en tus mejillas!
El tiempo del amor es una voz y hoy
la templanza amaneció con silueta de palabra,   
besó mis manos con entusiasmo y encendió los pechos de mi amada.
En ese instante el sol atravesó los ventanales, dibujando un suelo de grana y oro.

El minutero de la torre vigía, anunció la madrugada.

Estrenamos patíbulo se dijeron, abandonados ya, dos botines negros:
Anduve leguas de roca y agua brava soportando el hambre del esclavo
con la daga enamorada del amor -declaró el diestro-.
Anduve los centímetros precisos, sin antídoto para el pecado, y en cada ojal
con pericia de cirujano, desnudé la mentira -contestó el siniestro-.

Levanto la barbilla para que la soga no tocara demasiado su rostro de guapo.
Las mujeres ya no alteran mis pasos, dijo el botín izquierdo. Siguen robándote
el corazón le recordó el derecho. Hoy lo amaré lentamente.
Se despide de ustedes Atentamente….
Y mándelo a todos los medios de difusión

Carlos Fernández.



HOY LO AMARÉ LOCAMENTE

Bajo el vértigo de la muchedumbre
Con sus ruidos y sus cascabeles caminando
Por el desierto de la vida...
En el pliegue de tu único párpado
Equivoco mi locura y te amo
Imperiosa
Hijo del canto de los pájaros en primavera
Florece un amor irreverente
Hermano del subsuelo y de las oscuras galerías
Humus vegetal en esta tierra viva, viva...
 


Paola Duchên.


HOY  LO AMARÉ LOCAMENTE

Teñiré su alma de fiesta eterna.
Bordaré en su piel tórridos suspiros.

¡Escapemos juntos!
                               ¡Larga las amarras!
                                                                 ¡Despide el pasado!
Hoy somos el amor, vibración y pecado,
la lujuria alegre de la libertad.

Sin ayer, sin mañana
quememos en la hoguera de nuestra carne
                                                                  cada instante.
Infernal tambor
                             mi corazón contra tu pecho.

Caerás arrastrado por la corriente.

Posaré sobre tus ojos las flores del olvido
Limpia tu corazón de todo nombre.
¡Fuego!
             ¡Dispara sin piedad!
Aullaré hasta los confines de tu alma
                                                           y rendiré las armas…

Claire Deloupy



HOY TE AMARÉ LOCAMENTE

Hoy te amaré sin prejuicios,
sin temores absurdos,
sin historias pasadas,
sin rencores.
Como dos almas sedientas
que se encuentran en su desnudez,
en la suavidad de los sentidos,
en la profundidad de los abismos
en el delirio donde giran los astros
bajo un cielo incendiado de luz.

Olga de Lucia.


HOY LO AMARÉ LOCAMENTE

Me llaman loca porque me hice mujer
de tanto ir a beber lo femenino en los versos del poeta,
me llaman loca porque aprendí a gozar sin importarme nada,
ni la feroz dentellada de la culpa, ni la estulticia del remordimiento,
ni las trampas eternas del dolor.
Me llaman loca porque tengo en el pecho una paloma
que no quiere morir en nombre de la paz.
Hasta él, mi amante, el refugio del hombre ventiúnico,
me llama loca cuando el amor nos llama, cuando el deseo
nos convoca en este cuadrilátero de luz,
esta página en blanco en que desboco los caballos del poema.
Porque ensordezco a Dios con mis gemidos de poeta enamorada,
 y mato cada vez a la virgen que me habita,
yo no le digo nada, lo miro con entretenida lascivia,
yo, empecinada, terca, lujuriosa, hoy lo haré callar,
lo amaré locamente, como es costumbre en mi reino de calandrias.

Alejandra Menassa


HOY LA AMARÉ LOCAMENTE

Espléndida,
sorbiendo los márgenes
de un poema
infinito
como la vanidad
del cristal.

La fortuna del diamante
evanescente
encarnizando la batalla de los sexos
en el terreno de la reverberación,
desvía de su órbita,
produciendo el silencio,
cadenas en dirección
al edén de la locura,
resplandecientes por
la armonía de la pasión.

Saciando la sed de hombres y mujeres,
desperdiciados
para trabajar.
Y arrojados
a los misterios.

Hoy amaré locamente
el talismán de sus ojos incendiarios
donde mueren las sombras
pasajeras de la belleza
posando su susurro sedoso
sobre los sexos tumultuosos.

Brillos escarchándose en mi piel
por el fuego del ayer
inundando las marismas poderosas
del sonido preciso
de su delincuencia,
devoradora
del amor.

Virginia Valdominos





HOY LO AMARÉ LOCAMENTE

Estaba quieta, entumecida por el frio que se instaló en su cuerpo
dejándola varada en una  arena inhóspita que apenas detenía  la tristeza,
las olas se habían retirado de su vida una tarde aciaga que olvidó.
Ya nada mecía sus hazañas labriegas ni había perros que ladraran a las ovejas
porque el pasto se marchitó en el horizonte brumoso de su macilenta vida
cuando su boca se abrió para desplegar la cadena. Hoy lo amaré locamente
y no pudo romper los eslabones para navegar los mares del sur que se había prometido
ni explicar las razones de su quietud porque creía
que hay cosas inexplicables, cosas que obnubilan los sentidos,
como una tormenta de fosfenos que ilumina la mirada.

Pilar Rojas


HOY LO AMARÉ LOCAMENTE

Trampas perfectas para la erosión del dolor.
Solitarios espejos donde se consume la efímera eternidad.
A veces todo parece un sueño acolchado,
una hamaca triturada por voces futuras
un señuelo para nada y para nadie.
Otras veces las manos se cierran sobre sí mismas
atrapadas  una por la otra, como una silueta sin sombra,
como un infinito sin resguardo.
Hoy lo amaré locamente, para que el amor
sin tiempo y sin espacio, rasgue mi siempre y mi ahora,
coagulados entre ardientes espejismos de oscuridad.

Amelia Díez Cuesta

HOY LO AMARÉ LOCAMENTE

Hoy canta una guirnalda abierta al anochecer,
él puebla el frenesí del viento sobre la dunas,
bordea la sombra agitada del poder sobre el silencio
y cae y vuela repentinamente ante los muros,
serpentea en la nada y desaparece con el sol.
Colmillos gigantes, colmillo atlético brota la sangre de la ternura
y una verdad se oculta frente a la hoja
donde quiero terminar para ti.
Verde será mi amor, hoy que te amaré locamente,
Verde como el musgo creciendo bajo mis pies
Para seguirte, cada vez, por siempre.

Susana Lorente





HOY LO AMARÉ LOCAMENTE


Hoy mi alegría fue escuchar el zumbido del viento en tus cabellos.
Te  imaginé volando en busca de un sol rompiendo las amarras
hasta llegar a ese lugar donde las horas de los días golpean a la vida.

Hoy fuiste el ángel que perdió la cordura y
detuvo con la espada del amor la historia de las guerras
para que olvide la estrechez del mundo
y vuelva a éste que hemos construido
reventando sonidos para que se puedan escuchar
los rumores de la noche antes que los aullidos.

Hoy como nunca quise tu llano despoblado,
tu llano de silencio,
porque mi mano se hundió adentro de tu risa
y sentí el pulso de tus escalofríos
y te amé como pegada a tu camino
porque incendiaste el laberinto donde habitan los  sueños
y en la noche no existió ningún suicidio,
porque los ojos se me abrieron con tu viento.

Hoy ya nada me es igual, me pediste que hable
y mi protesta de más cayó arañando la ironía de tu risa
y sangré por la herida de mi última inocencia
y fui la fuerza de tus brazos, la luz de tus pupilas,
la perdida heroína luchando con las sombras.

Hoy te amé locamente,
mi amor cayó desnudo sobre tu cuerpo
y hubo un encuentro de almas en la estación del sol
negociando los límites de mi desvarío,
desabrochando el cinturón de fuego que incendia mi cabeza
mientras la noche se perdió en el mar,
que fue un pedazo de infinito vestido de turquesa.

Norma Menassa



HOY TE AMARÉ LOCAMENTE

Hoy te amaré locamente,
seré un cuerpo hecho palabras y me entregaré,
toda, al porvenir.
Hoy silencio los ruidos,
la ciudad los mira amarnos,
moviéndose en silencio al son de nuestros cuerpos.
Tú, en el pequeño espacio que separa nuestros mundos,
dibujas los interminables envites del amor.
Yo, entregada a las olas del deseo,
me envuelvo en la seda marina de tus caricias
conocedora de otros puertos.
Escribimos versos que sólo leerán
hijos de otros hijos, despiertas almas
nacidas de este destino hambriento de besos.
Te amo, hoy te deseo sin distancias,
detengo los impacientes relojes para vivirte
en cada instante multiplicando los minutos,
llamándote por los nombres de los héroes
que siempre saben a quién amar.


Helena Trujillo


HOY LO AMARÉ LOCAMENTE

Cuando pensaba en él, pensaba en un amor
que iluminaba oscuras cavernas,
bello deseo de estar enamorada.
Palpitaba la vida creciendo con su canto,
y la alegría daba por ganadas las batallas.
Juntos, los sueños eran la vida plena.
Íntimos nuestros cuerpos, no temían
que se  oculte el misterio de lo vivo,
dejando de buscar horizontes remotos,
como si no alcanzara ninguna maravilla.
Cuando era posible aceptar que lo amaba,
la noche apasionada se expresaba invencible.
Palabras de una belleza real,
donde los vientos detenían las sospechas,
No quise renunciar a amarlo locamente,
sin ficciones que exalten
la proximidad de toda lejanía.
Fértil aldea, donde las flores mas bellas
crecieron en las orillas apasionadas.
Como un bandido errante, sorprendido
de alcanzar remedio en la espesura,
aceptó del amor su desafío.
Nuevo corazón, desnudo al calor del fuego,
donde ardía la pena inmensa
de una aflicción sin límites,
diamante eterno, Edén desconocido.
Aceptar el amor, es siempre
un movimiento contra el tiempo.
 “Hoy lo amaré locamente”
Iniciación melodiosa, versos mayores.

Lucía Serrano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada